BioAg Argentina

¿En qué consiste la certificación ISO 22.716?

Esta certificación está relacionada a la responsabilidad social, pues normaliza todas las fases de la producción del cosmético, ofreciéndole al consumidor seguridad y calidad.

Otra certificación,  de las varias que posee Novozymes, la ISO 22716 certifica las buenas prácticas de fabricación para el sector de la producción de cosméticos, trazando principios básicos de buenas prácticas a ser aplicados en las instalaciones que producen los cosméticos.

La norma ISO 22716 fue oficialmente publicada en el año 2007 y suministra directrices para la producción, control, almacenamiento y expedición de los productos cosméticos. Tales directrices, por tanto, se enfocan esencialmente en los aspectos de calidad y seguridad del producto.

Sostenibilidad y responsabilidad social

Las organizaciones comprometidas con la norma siguen orientaciones prácticas y bien definidas para la gestión de activos humanos, técnicos y administrativos que influyan en la calidad del producto.

ISO 22716 está íntimamente relacionada a la responsabilidad social dado que rige la eficiente normalización para todas las fases de la producción del cosméticos, asegurándole al consumidor un producto seguro, de calidad y que, por encima de todo, no ofrecerá ningún riesgo para su salud.

Internacionalmente reconocida, esta certificación se pauta en cinco factores principales:

  • Equipos e instalaciones;
  • Desvíos, reclamaciones y recalls;
  • Sistema de gestión de la calidad de cosméticos y la organización;
  • Gestión de materiales y realización de productos;
  • Mejoría continua.

Amplitud vasta

Esta certificación posee influencia en el mantenimiento de personal calificado y en la determinación de sus funciones; en las áreas de producción, almacenamiento y demás áreas, debiendo ellas estar adecuadas a sus propósitos, así como limpias e higienizadas; en la creación de un canal para el recibimiento de reclamaciones de clientes, las cuales serán investigadas y solucionadas; en auditorías periódicas objetivando el seguimiento y la observancia de cualesquiera irregularidades en el sistema industrial.

ISO 22716 alía los beneficios de un instrumento de gestión corporativa que relaciona los procesos corporativos y la calidad de los productos con la función de proporcionarle al cliente cosméticos seguros, un creciente requisito global en el sector.

La norma es globalmente apoyada por medio de la Cooperación Internacional para Reglamentación de Cosméticos, ICCR, y se encaja muy bien con otras legislaciones sobre el tema en diversas localidades.

Así, el valor que ella le agrega a la organización es efectivo, elevando el nivel del mercado para consumidores y proveedores en todo el mundo. Novozymes, multinacional dinamarquesa, referencia en la producción de enzimas industriales está atenta a las principales demandas del mercado, por eso se preocupa en adecuarse a los estándares internacionales, garantizando sostenibilidad y calidad en sus productos.

Tags:

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *