BioAg Argentina

¿Usted sabe qué es una bacteria?

Ellas están en todas partes y sin ellas sería imposible la vida en la Tierra

 

Las bacterias están presentes en nuestras vidas hace miles de años. Algunas inofensivas para nuestra salud, otras no. Pero, a fin de cuentas, ¿qué es una bacteria? Aprendemos desde niños que las bacterias son seres microscópicos, unicelulares simples, no poseen núcleo y su ADN está esparcido en el citoplasma de la célula. Para mucha gente, esto no significa nada e incluso asusta. Calma, vamos a explicarlo.

Estudiamos las bacterias en las clases de Biología. Aprendemos que hay bacterias en el suelo, en el aire, en las plantas, en nuestros alimentos, en nuestro cuerpo, en fin, ellas están en todas partes y, sin ellas, sería imposible la vida en la Tierra, pues ellas le suministran oxígeno a la atmósfera y ayudan a su mantenimiento. En la naturaleza existen dos tipos de bacterias, las eubacterias, encontradas en el agua, en el suelo y en organismos vivos mayores, y las arquibacterias, que viven en ambientes como pantanos, fuentes termales, en el fondo del océano, en las salinas, volcanes, en las fuentes ácidas, etc. Una bacteria, incluso, se destacó en el Libro Guinness de los RécordsDeinococcus radiodurans, descubierta en 1956, la misma posee el título de “forma de vida más resistente a la radiación”, siendo capaz de soportar una cantidad de rayos gamma tres mil veces mayor que la necesaria para matar a un ser humano.

Otras bacterias también presentan soluciones increíbles, pues son capaces de producir electricidad, otras generan luz en los océanos y otra también tiene una brújula, que posibilita que ella pueda trasladarse por los mares.

El mundo con las bacterias es mucho más curioso y divertido. Mientras más investiga usted, más percibe cómo estos microscópicos seres son capaces de ayudar a los seres humanos a hacer cosas increíbles. ¿Lo dudas? Podemos probarlo. ¡El yogurt que usted consume es producido con la ayuda de las bacterias, los lactobacilos vivos, que transforman la lactosa en ácido láctico, pero hay otras que modifican el alcohol y lo transforman en vinagre para sazonar aquella deliciosa ensalada! Son innumerables ejemplos en la alimentación, pero ellas son aún más importantes en la salud. Las bacterias son responsables de la producción de insulina utilizada por los diabéticos, en los cosméticos, el famoso Botox, es la toxina botulínica, aplicada para disminuir las arrugas de la piel.

En el medio ambiente, las bacterias actúan como fertilizantes de suelos, combaten hongos, insectos y plagas de plantaciones, son aplicadas como control biológico en diversas situaciones, como en el tratamiento de ríos y lagos contaminados. Las bacterias del grupo de los rizobios fijan el nitrógeno disponible en la atmósfera en las raíces de algunas plantas leguminosas, como la soja, ayudando en su crecimiento y desarrollo. Varias son las ventajas de la fijación biológica de nitrógeno (FBN), por ejemplo, reducción en el costo de la producción, beneficios ambientales por la reducción de la presencia del nitrato en lagos, ríos y mantos freáticos – eutrofización, reducción de la emisión de los Gases de Efecto Invernadero relacionados a la producción y uso de abonos químicos, los cuales contribuyen para el calentamiento global.

¡Caramba! Es mucho para aprender sobre las bacterias en una única lectura, pero usted también debe conocer un poco más sobre las bacterias peligrosas para nuestra salud, como las superbacterias responsables de la infección hospitalaria, por ejemplo, muy resistente a los antibióticos conocidos, así como también aquellas que causan diversas enfermedades, todas causadas por bacterias, como la tuberculosis, la lepra, la difteria, la tos ferina, la neumonía bacteriana, la sinusitis bacteriana, la escarlatina, el tétanos, la leptospirosis, el tracoma, la gonorrea, el sífilis, la meningitis meningocócica, el cólera y muchas otras, como la peste bubónica y el tifus. Además de esto, la bacteria Ántrax o Carbúnculo, enfermedad infecciosa aguda provocada por la bacteria Bacillus anthracis, hoy  es utilizada como arma química por terroristas.

Pero volvamos a hablar de cosas buenas. Recientemente, en el mes de marzo, científicos de Argentina lograron probar que una bacteria puede retardar el envejecimiento y prevenir contra enfermedades. Se trata de la bacteria probiótica llamada Bacillus subtilis, consumida hace miles de años en países asiáticos, y que ahora puede aumentar la longevidad de mucha gente. Estas bacterias pueden ser incorporadas tanto en comidas como en bebidas, conforme explicaron los investigadores de la Universidad Nacional de Rosario y de CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas).

Tags:

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *