BioAg Argentina

¿Quién fue Gregor Mendel?

La mayor contribución de Mendel para la biología fueron las Leyes de Mendel. Su estudio sobre genética es utilizado hasta hoy.

Gregor Mendel nació en 1822, en una pequeña propiedad rural, en la ciudad de Heizendorf (Imperio Austríaco). La trayectoria de Mendel tuvo inicio en 1843, cuando ingresó en un monasterio agustiniano como novicio en la ciudad de Brünn (República Checa) y allí él se hizo monje. En 1847, entró a la Universidad de Viena y dio continuidad a los estudios, en las áreas de matemática y ciencias.

Más tarde, Mendel volvió a Brünn, ciudad en que constituyó domicilio permanente. Siempre interesado por los misterios de la ciencia, se dedicó a los estudios de la meteorología y también de los fenómenos biológicos de plantas y animales. Así, surgió el interés sobre las características peculiares de cada especie.

Estudios y conclusiones

Gregor daba clases en la Escuela Superior de la ciudad y se dedicaba al estudio genético de especies de granos, frutas, insectos y animales. Estudió profundamente las combinaciones de guisantes, observando sus cambios de apariencia. Él concluyó que características como el color y la forma de determinado ser, por ejemplo, son definidas por unidades combinadas de herencia genética, los genes.

Por cerca de nueve años, Gregor Mendel hizo muchas combinaciones con guisantes para entender cómo funcionaba la transmisión de apariencia por la descendencia. Él aisló varios tipos puros de la planta y estudió básicamente características como el color de las flores, de las vainas y de las semillas, la localización de la flor en el tallo, el formato de la vaina, la apariencia de la semilla y la altura alcanzada por la planta.

Leyes de Mendel

Con base en estas observaciones, él creó un conjunto de leyes de herencia genética y las presentó a la Sociedad de Historia Natural de Brünn. El trabajo fue publicado en 1866. Gregor Mendel fue un visionario, sin embargo, permaneció anónimo para la gran masa mundial hasta mediados del siglo XX, cuando un grupo de investigadores independiente redescubrió las llamadas Leyes de Mendel y reconoció su significativa importancia para las ciencias biológicas.

En enero de 1884 Mendel falleció en virtud de una insuficiencia de los riñones, sin tener el tan soñado reconocimiento por su esfuerzo y descubrimiento. Su obra es la base para los estudios actuales sobre genética. Por eso, él es considerado una importante autoridad en la biología y es llamado por muchos “el padre de la genética”.

Tags:

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *