BioAg ArgentinaSustentabilidade

¿Qué es la sostenibilidad?

Sostenibilidad es la capacidad que un elemento posee de resistir y mantenerse activo en el transcurso del tiempo.

 

La base del pensamiento sostenible es el desarrollo de elementos que suplan las necesidades del momento presente de manera que no comprometa negativamente a las generaciones futuras. En suma, la sostenibilidad es el equilibrio entre los aspectos económico, social y ambiental.

Después de las crisis energéticas del petróleo en los años 70, el término fue traído a la luz en el informe socioeconómico de la ONU en 1987, por la primera ministra de Noruega Gro Harlem Brutland. El objetivo del desarrollo sostenible era y continúa siendo definir proyectos viables y reconciliar los aspectos económico, social y ambiental de las actividades humanas. Estos son los tres pilares esenciales para que la capacidad de resistir sea posible: la actividad propuesta debe ser financieramente posible y rentable, debe estar basada en alcanzar objetivos comunes y debe ser compatible con la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas, evitando su degradación.

El medio industrial, con su crecimiento desenfrenado a partir de la segunda mitad del siglo XIX, fue responsable de innumerables casos de contaminación del ambiente. Hoy, es una realidad que el respeto al medio ambiente, la política social y la transparencia de informaciones sean aspectos a ser considerados por cualquier empresa que valorice la sostenibilidad y su posicionamiento ante el mercado.

 

¿Qué deben tener en cuenta la industria y el comercio cuando el tema es el desarrollo sostenible?

Las estrategias de las empresas deben corresponder a los principios de desarrollo sostenible de manera que se propicie el compromiso con la calidad, creando valor económico, social y ambiental (a corto y a largo plazo). Potenciar el aprovechamiento de los recursos destinados a la fabricación de sus productos y a la prestación de sus servicios, también es una práctica sostenible que promueve el bienestar de las generaciones presentes y futuras en todos los contextos. Gran parte de las industrias buscan alternativas, fuentes de energías renovables, tecnología e innovación con baja producción de carbono en la lucha contra los cambios climáticos y otras graves consecuencias de la degradación ambiental. Lo que caracteriza a una empresa preocupada con la sostenibilidad es la llamada “gestión de riesgo ambiental”, o sea, el acto de asumir una responsabilidad social en las operaciones comerciales y en la relación con los consumidores.

Pensar en la sostenibilidad contribuye, por tanto, para crear un contexto en que la obtención de beneficios esté condicionada a la preservación de los recursos naturales, pensándose siempre en las futuras generaciones y en el mantenimiento de un mundo saludable ambientalmente, socialmente y económicamente.

Tags:

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *