BioAg Argentina

La agroindustria y la sustentabilidad

Un estudio publicado recientemente por Novozymes, trae un importante análisis sobre la productividad y la sostenibilidad

La atención del mundo está dirigida para la ampliación del potencial productivo de la agricultura. Crecimiento poblacional, los cambios climáticos y la necesidad de aumentar la producción, principalmente, de alimentos y biocombustibles incentivan a este sector para el uso de las nuevas tecnologías.

Datos de la Confederación de la Agricultura y Pecuaria en Brasil (CNA) afirmaron que la agroindustria tubo un crecimiento del 2% en el 2017, apalancado, principalmente, por el sector del azúcar y del alcohol, impulsado por el aumento de los precios del azúcar y del etanol. En el 2016, los productos del agroindustria garantizaron un saldo comercial significativo para el país, llegando a 72,5 mil millones de dólares. Según el Informe PIBAgro-Brasil, publicado por la Universidad de San Pablo (USP) en colaboración con CNA, divulgado en diciembre del 2016, el sector agrícola impulsó al PIB – Producto Interno Bruto de Brasil  el año pasado, presentando un crecimiento de 0,18% en el mes, con alta del 5,77% en el año.

El cultivo de la caña de azúcar, por ejemplo, presentó un aumento del 4,35% más allá de lo esperado para la producción. Con relación al maíz, por ejemplo, el escenario fue completamente distinto. Aumento de precios, reducción del 21,43% de la cantidad producida, reducción de la exportación y aumento de la importación marcaron el año. Incluso así, la actividad industrial de base agrícola acumuló un resultado positivo en el 2016.

Ahora, el sector debe buscar nuevas formas de mejorar la eficiencia agrícola, una de las alternativas son las soluciones biológicas, también conocidas como biosoluciones. Un estudio publicado recientemente por Novozymes, trae un importante análisis sobre la productividad y la sustentabilidad, teniendo en cuenta también la generación de alimentos, energía, cría de animales y la disminución de la emisión de gases de efecto invernadero.

El estudio discurre sobre cómo es posible generar más valor en la cadena de la agricultura usando la Biotecnología. Para el análisis, fueron hechos levantamientos sobre la actual productividad de una hectárea utilizada para la creación de pollos en los Estados Unidos. La producción de maíz, actual, rinde 153 bu/ca (bushel por acre ó 9,6 Ton/ha (Toneladas por hectárea) de maíz que pueden alimentar a 900 pollos. Ellos muestran cómo la Biotecnología puede ayudar a los productores a rentabilizar aún más el negocio, con una producción más sostenible y aprovechando mejor la tierra para la generación de nuevos productos.

La utilización de microorganismos en el plantío contribuye para mejorar la producción, por ejemplo, del maíz. Es posible producir mucho más con la misma cantidad de tierra. Con el apoyo de las biosoluciones, el rendimiento, demostrado en el estudio, sube para 156 bu/ca o 9,8 Ton/ha, contra las 153 o 9,6 cosechadas en el manejo tradicional.

Tags:

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *