BioAg Argentina

Diferencias entre reciclable y biodegradable

Reciclable y biodegradable son medidas sostenibles que ayudan en la preservación del ambiente. Veamos las diferencias entre ellos:

 

Tanto el reciclado como la opción por los productos biodegradables son formas saludables y conscientes de se pensar en el ambiente y en las futuras generaciones.

Productos reciclados

El proceso de reciclado viabiliza la transformación de materiales usados en productos nuevos a ser reutilizados. Así, lo que inicialmente iría para la basura de una vez por todas, puede ser reaprovechado, cuando repensamos la relevancia de la preservación de los recursos naturales del medio ambiente y el carácter finito y no renovables de sus fuentes. Piezas hechas de vidrio, papel, aluminio o plástico son susceptibles de ser recicladas, por medio de mecanismos que se insertan en un propósito más abarcador de la reducción de la contaminación y del consumo de agua, del aire y del suelo. En el caso de las industrias que optan por el reciclado, la ventaja también va para la disminución en los gastos de producción, así como, para quien trabaja con la recogida de materiales para reciclado a ser vendidos para las empresas recolectoras y recicladoras, la actividad representa una fuente de renta significativa.

Vale resaltar que la selección de productos para el reciclado obedece a un sistema de colores que puede variar de país en país. La marca que representa al reciclado es un triángulo con tres flechas negras dibujadas en el sentido horario, representando la industria, el consumidor y al reciclado en sí, para cerrar un ciclo. Las latas o papeleras destinadas a este fin poseen este símbolo, así como los embalajes reciclables. En Brasil, por ejemplo, los residuos son separados en las latas de basura, de la siguiente manera:

  • Lata azul: papel y cartón;
  • Lata roja: plástico;
  • Lata verde: vidrio;
  • Lata amarilla: metal;
  • Lata negra: madera;
  • Lata naranja: residuos nocivos;
  • Lata blanca: basura hospitalaria;
  • Lata morada: residuos radioactivos;
  • Lata marrón: restos de comida;
  • Lata gris: basura general no reciclable.

Productos biodegradables:

En tiempos de preocupación con la preservación del medio ambiente y con medidas de sostenibilidad, cada vez más oímos hablar de productos biodegradables. Pero ¿qué son estos productos? Caracterizados por la facilidad con que son descompuestos por la acción bacteriana natural, los biodegradables son un punto positivo para la naturaleza. Cuando los productos como los jabones y los detergentes tienen una estructura no biodegradable, es común que no se descompongan en las aguas de los ríos, no mezclándose a ellos y creando capas significativas de espuma, de modo, no solamente para imposibilitar la entrada de oxígeno en el agua, sino para causar daños irreparables a la flora y a la fauna locales. Sin mencionar la contaminación de las aguas subterráneas por medio de la infiltración de productos no biodegradables en los suelos, contaminando el agua que es habitualmente utilizada por las personas. No debe ser olvidado el hecho de que también hay algunos productos no biodegradables que, al ser lanzados en vertederos sanitarios, emiten gases en el transcurso de su descomposición que, a su vez, son muy perjudiciales para la salud de la capa de ozono.

Diferencias significativas

Al asociar los conceptos del reciclado al producto biodegradable, podemos relacionar la siguiente situación: la fabricación de papel, por ejemplo, que es proveniente de la madera de los árboles, luego, es de la naturaleza y puede ser constantemente reciclado, o sea, puede ser reutilizado en otro favor, en vez de convertirse en basura permanente. El papel es también biodegradable, ya que, si es lanzado a la naturaleza, su descomposición será de forma natural y sin mayores maleficios pala la naturaleza. ¡El papel es reciclable y biodegradable!

Así, podemos deducir que la principal diferencia entre las dos perspectivas, la del producto reciclado y del biodegradable, es que, mientas que el primero es susceptible de ser reutilizado, en vez de convertirse en basura permanente, el segundo se vuelve más para su condición natural de poder, en el caso que sea lanzado a la basura, ser descompuesto de modo natural por la propia naturaleza, sin serle agresivo.

Tags:

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *